Cuando hablamos de la realeza todo parece exquisito, fino y elegante, sus vestidos, castillos, la elegancia al caminar y sobre todo las joyas que usan. Las joyas reales son un icono en todo el mundo, por sus metales y piedras preciosas y en ocasiones por la magnitud y el tamaño en que la hacen. Por la antigüedad y que van desde generación en generación todavía se conservan y tienen un valor invaluable y significativo en muchas ocasiones para la familia de la realeza. Las joyas reales son exquisitas, un deleite a la vista de cualquier persona. En este ámbito han existido muchos reyes y reinas, pero la monarquía más llamativa es la británica y con eso sus joyas, que hoy día son unas de las pocas formas de gobierno que conservan en lo que respecta a reyes y reinas.

Joyas reales de la monarquía británica.

  • Las pulseras Gemelas.

Estas pulseras deben su nombre a su similitud, debido a que son exactamente iguales las cuales fueron incluidas por la reina victoria Eugenia en las nombradas joyas de pesar. El origen de estas pulseras surge con un regalo que le hace el rey Alfonso XIII a su prometida Victoria Eugenia de Battenberg como regalo de bodas, esta corona fabricada por Cartier era muy peculiar debido a que era muy pequeña incluso para una mujer.

  • Tiara de noche.

Entre las joyas reales británicas también tenemos la tiara que es espectacular y llamativa, fabricada con piedras lunares y 1.300 brillantes sobre oro rosa y blanco, en donde su confección también incluye la plata oxidada negra (Son pocas las joyas que incluyen este metal). Esta tiara fue creada con la intensión de que los efectos de la luz recordaran una noche estrellada iluminada por una luna de media noche.

  • Tiara de oro

Esta tiara tan magnífica de oro fue un regalo del Rey Harald V a su esposa, la Reina Sonja en honor a su sexagésimo cumpleaños, esta peculiar pieza está confeccionada en oro amarillo con pequeños diamantes incrustados entre la laminas, con topacio naranja justo en el centro. La primera vez que la reina se coloca esta tiara lo hizo luciendo zarcillos de topacio junto a un collar que hacia juego con la corona.

Esta tiara tiene una segunda versión la cual tiene una gran turmalina verde justo al medio. Acompañada con un collar formado por tres turmalinas del mismo color de la que posee la tiara, estas son una joyas reales muy hermosas.

Entre otras joyas reales a nivel mundial que han permanecido desde tiempo remotos tenemos: la tiara Bendeau de diamantes, la tiara de Laurel, tiara Ducal, tiara de Badén, tiara de la princesa María, tiara de Lágrimas, tiara de las Amapolas, tiara de Rubíes, tiara de Turquesas, tiara Floral, tiara de Diamantes rosas, tiara de las Margaritas; las cuales forman parte de una extensa colección de joyas reales que han sido confeccionadas por los mejores diseñadores de joyas brindando una belleza y calidad digna de cualquier rey o reina.